JULIO GARCÍA RAMÍREZ, REFLEXIONES EN POSITIVO


A veces, todos tenemos la suerte de tener un momento de lucidez, que nos hace ver las cosas cómo de verdad nos gustaría verlas con arreglo a nuestra esencia de paz y colaboración con todas las personas de nuestro entorno personal y profesional. A veces, todos hemos leído algún libro que nos despierta por dentro, como un resorte, habilidades y estrategias que siempre han estado dentro de nosotros, pero que sólo se atreven a salir en momentos de inspiración y soledad. A veces, nos gustaría compartir con todas las personas que nos importan tales ideas para ver si a ellas les pudieran servir cómo lo han hecho con nosotros.

Todos los que integramos Abogacía en Positivo, queremos compartir con vosotros lo bueno de la vida, por eso espero que estas reflexiones os ayuden a “positivar” aún más nuestra milagrosa existencia.


*******

ÍNDICE

  • No os deseamos todos los dones del mundo
  • Os propongo una nueva forma de afrontar la crisis: Actuar como "paranoicos a la inversa".
  • Lideremos entre todos esta página... Una forma diferente de vivir la Abogacía:  Un contrapeso a la negatividad existente.

*******

No os deseamos todos los dones del mundo

 

Desde “Abogacía en Positivo” os deseamos algo muy especial: Algo que la mayoría de los abogados demandamos en nuestra vida personal y profesional. Algo que hemos despreciado y no hemos valorado en su justa medida. Algo que parece ilimitado pero nada más lejos la realidad, porque todos sabemos que tiene un límite claro. Límite que el destino quizás haga que sea más limitado aún.

Os deseamos calidad de tiempo que es lo mismo que calidad de vida.

Por ello:

No os deseamos todos los dones del mundo; sólo os deseamos lo que la mayoría de las personas no tiene.

Os deseamos tiempo para reír y gozar de la vida; y si lo aprovecháis, que podáis hacer algo que realmente valga la pena con él.

Os deseamos tiempo para vuestros pensamientos llenos de positividad, de recuerdos, de logros, de victorias, de amores pasionales, de miradas tiernas de vuestros hijos, de recuerdos de amistades cómplices, de consejos de nos dieron nuestros padres para que alguna vez cuando no estén con nosotros los recordemos como guía de la sabiduría de quien ha vivido antes los errores y no quieren que nosotros los cometamos.

Os deseamos que recordéis los mejores consejos de vuestros maestros más queridos porque un buen consejo suyo puede ser eterno, ya que nunca sabes hasta cuándo puede llegar su influencia.

Os deseamos tiempo para que podáis estar satisfechos de lo conseguido en base a vuestros objetivos marcados con entusiasmo en vuestra vida.

Deseamos que os sobre tiempo para la admiración de la naturaleza y del lado bueno de la careta sonriente del teatro de la vida.

Os deseamos tiempo para mirar al reloj disfrutando de cada hora como un regalo que nos da la vida, porque hay que gente que tiene un gran “Rolex” pero vive su vida como un “Casio”.

Os deseamos tiempo para, con tranquilidad, aspirar a los mayores objetivos que podáis tener y que cumplan vuestros deseos que la mayoría de la sociedad quiere que sean ocultos, para que la envidia no se encargue de limitarlos.

Recordad que uno de los verdaderos problemas de la vida no es que uno apunte muy alto y falle, quizás se quede cerca de la estrellas que quiere alcanzar, es que muchos apuntan muy bajo para acertar y desde luego lo consiguen a un precio mucho más alto del que imaginan.

Os deseamos tiempo para madurar, crecer, aprender de las frustraciones temporales que tenemos todos a lo largo de nuestra vida.

Os deseamos tiempo para esperar de nuevo, para amar de nuevo. No tiene ningún sentido retrasar dicho tiempo.

Os deseamos tiempo para encontraros vosotros mismos y que os sintáis afortunados por cada día y hora.

Os deseamos tiempo para perdonar culpas, que en el fondo son cargas de profundidad que minan nuestra vida diariamente.

Os deseamos calidad de tiempo: que tengáis tiempo para vivir con plenitud, porque al final de nuestros días nos arrepentiremos de los abrazos, besos y elogios que no hemos dado y de los proyectos para potenciar con entusiasmo nuestro talento natural que hemos dejado por el camino.


Julio García Ramírez

Director de Abogacía en Positivo

www.abogaciaenpositivo.es 
abogaciaenpositivo@gmail.com


*******


Os propongo una nueva forma de afrontar la crisis: 

Actuar como "paranoicos a la inversa".


Cuando la vida es dirigida desde una parte de la sociedad mercantilista que quiere que tengas defectos y problemas para venderte todo lo que tu corazón no necesita y tu ego social ansía, es momento de que salgamos por unos momentos de nuestros trabajos y ocupaciones y busquemos una alternativa a nuestra forma de vida que nos provoque mirar a nuestro entorno desde una perspectiva distinta, diferente, nueva y revitalizadora.

Os propongo que seáis unos paranoicos… a la inversa, es decir:

Que pensemos no en que la sociedad va contra nosotros, sino a favor de nosotros.

Que no pensemos en términos de escasez sino de oportunidades, las cuales están deseando que les pidamos salir a bailar con nosotros.

Que si bien es cierto que un exceso de consumo nos golpea, el mundo está lleno de pequeños detalles con un escaso coste y un inmenso valor para el alma.

Que aunque haya gente que nos decepcione, nos quedemos con lo mejor de cada uno de los momentos vividos con ellos, al fin y al cabo, nosotros elegimos los pensamientos, por consiguiente, ¿por qué no elegir los mejores siempre?

Que cambiemos la crítica incesante hacia nosotros mismos por un sentido de sincero aprecio por nuestro trabajo, ello en pos de mejorar cada día en todos los aspectos de nuestra vida.

Que en vez de criticar tu cuerpo le des las gracias por estar funcionando cada día. La vida es un milagro de por sí.

Que en vez de criticar a cada maestro malo que has tenido le des las gracias por haberte enseñado cómo nunca debes de tratar a un alumno, para hacer lo contrario si tienes alguna vez el privilegio de ser maestro.

Que cuando os sintáis tristes, disfrutéis de la posibilidad de estar vivos y de poder sentir algo que muchas personas ya no pueden hacer de vuestro entorno.


Ser un paranoico a la inversa te ayuda:

A ver no el vaso medio lleno, sino toda un vajilla de oportunidades.

A luchar con otros, para los otros, nadie ha conseguido tener éxito en su vida personal y profesional trabajando para sí mismo, sino que de una forma u otra ha trabajado por hacer la vida más fácil a los demás.

A sentir lo bueno de las personas más allá de su fachada.

A aprender a pensar de manera diferente para conseguir resultados diferentes.

A copiar lo que funciona en vez de envidiar a la persona.

A abrazar más y criticar menos.

En definitiva, actuar como paranoicos a la inversa es una forma de hermosa locura por cambiar uno de los peores hábitos que podemos tener como personas:  Focalizarnos en lo malo, que sin duda existe.

Pero, como naturaleza que somos, todo cambio suele ser una nueva forma de renacer como personas y profesionales.

Os animo a que os llenéis de locura hacia lo bueno de la vida.


Julio García Ramírez

Director de Abogacía en Positivo

www.abogaciaenpositivo.es 
abogaciaenpositivo@gmail.com


*******


Lideremos entre todos esta página...

Una forma diferente de vivir la Abogacía:  Un contrapeso a la negatividad existente.

 

No existe ningún estilo de liderazgo que no esté absolutamente sostenido, protegido y potenciado por todas las personas que defienden un ideal compartido.

Aunque la figura visible de un proyecto sea la del líder, éste sólo es la punta del iceberg, y en muchas ocasiones la opinión pública sólo se fija en lo que a simple vista se ve,  sin prestar atención a la multitud de personas que de forma totalmente anónima están profundamente comprometidas con la idea que constituya su objetivo.

Hoy en día, por desgracia, la gente en vez de construir puentes hacia otros construye fortalezas, y éstas son el peor remedio para hacer frente a la actual situación que padecemos, ya que una fortaleza sitiada acaba en la mayoría de los casos por caer ante el ataque consistente de una fuerza mayor. Por ello, ahora aislarse ante la crisis, ante los problemas, solo conseguirá que al final nos quedemos mirando unos a otros, quejándonos con nuestra dosis de razón.

Es hora de ser efectivos uniendo todos las fuerzas que tenemos. Sólo guardándonos las espaldas unos con otros podremos hacer frente a los problemas que actualmente padece la abogacía y que, quizás, sean consecuencia de que cada uno de nosotros hemos creado nuestra propia fortaleza para resguardarnos de las instituciones, de los juzgados, de algunos compañeros, cuya deontología a veces la olvidan y de los clientes, que cuando nos critican según la versión de sus hechos, unas veces con razón, otras sin ella, son nuestra verdadera razón de existir como abogados.

El estilo de liderazgo para mí nunca debe de ser solitario, sino solidario y compartido. Un líder solitario, es una ficción, pura apariencia. En verdad existen multitud de líderes cuando cada uno de nosotros hacemos algo por dignificar la abogacía, por luchar por las injusticias, por ayudar a nuestros clientes más allá de lo que pueden llegar a comprender.

Os animo a que cada uno de nosotros, asumiendo el papel que quiera en este proyecto común de www.abogaciaenpositivo.es, lidere, escuche, construya puentes… Para que entre todos podamos hacer cambiar y luchar por superar no sólo la actual crisis económica, sino que podamos cambiar la actual crisis institucional colegial, que provoca que la mayoría de colegiados den la espalda a los colegios.

No nos aislemos en nuestras fortalezas, construyamos todos puentes de información, de entusiasmo, de ánimo.

En estos momentos difíciles me encantaría que la palabra cambio, por una abogacía mejor, fuera propiedad de todos,  la palabra entusiasmo, en la lucha por conseguir dicho cambio, sea disfrutada por todos y la expresión liderazgo sea compartida por todos.


Julio García Ramírez
Director de Abogacía en Positivo

www.abogaciaenpositivo.es 
abogaciaenpositivo@gmail.com

*******

ABOGACÍA EN +

 Subir.   Bienvenida.   Abogacía en positivo.   Noticias Jurídicas Positivas.   Cita célebre o frase motivadora del día   Contacto.